En este momento hay 161 navegantes visitando el sitio.  
  
 
 
   
 
Equinos
Caso queloide equino
Se produjo una herida contusa con arrancamiento (pérdida de sustancia) de piel y tejidos subyacentes, incluyendo parte superficial del vientre carnoso del músculo extensor largo, con sección de vena safena del miembro posterior derecho.
   Edad: 10 años, Sexo: macho, Raza: mestizo SPC, Aptitud: juego de pato.
   
   Se produjo una herida contusa con arrancamiento (pérdida de sustancia) de piel y tejidos subyacentes, incluyendo parte superficial del vientre carnoso del músculo extensor largo, con sección de vena safena del miembro posterior derecho. El elemento cortante fue una planchuela de hierro del acloplado donde se lo transportaba.
   
   La ubicación de la lesión es en cara anterior de la pierna, a unos cinco cm por encima del tarso. La superficie sin piel semeja un rectángulo de 15 x 12 cm, en cuyo interior se observa el proceso de cicatrización exuberante (granulación) cuyo espesor aproximado es de aproximadamente 8 cm en su parte mas elevada (central).
   

   
   Tratamientos:
   
   En primera instancia se realizó hemostasia por ligadura del vaso seccionado y compresión con compresas. Luego desinfección de la herida con pervinox. Antibióticos (penicilina-estreptomicina) los primeros cinco días y desinfección diaria.
   
   En adelante se prosiguió con lavado y eliminación de costras, se espera que seque y se aplica lotagén al 10%, se espera que seque y se aplica vulketán. En sólo dos oportunidades se colocó un apósito con Sulfato de Cobre molido mezclado con clera de ordeñe que se dejó actuar por media hora, con lo cual se consiguió que se necrosara y cayera como escara la mayor parte del tejido cicatrizal abundante. Luego se siguió con lavado con solución fisiológica estéril y vulketán. Luego por lo caro del vulketán se rociaba dos veces por día con el producto Cloranfenicol spray, hasta que cedió la cicatrización viciosa y la evolución se tornó muy buena.
   
   Evolución:
   
   Se considera bastante buena. Los tejidos mortificados se han eliminado y ahora queda la granulación descripta y que se aprecia en las fotos.
   
   Luego de un año la cicatrización se completó quedando sólo una línea casi imperceptible. El caballo volvió a la actividad deportiva sin problemas.
   
   AAVE
 

 

 

Algunos artículos de esta sección han sido extraídos de:

E-Campo.com
CuencaRural.com
ElSitioAgricola.com
INTA Informa
entre otros.

Desde ya agradecemos su labor en la difusión de los mismos...

 
 

::: AgroParlamento.com es un emprendimiento de Puken :::
Humboldt 1924 6° (141) Buenos Aires, Argentina - TE 0054.11.4773.0440 / 4775.3175 - info@puken.com.ar