En este momento hay 149 navegantes visitando el sitio.  
  
 
 
   
 
Mejorando la conversión alimenticia en pollos de engorde. Una guía para los productores
La mayoría de las compañías productoras de pollos de engorde tienen algunos métodos para fomentar la eficiencia del desarrollo en las aves. Generalmente lo hacen estableciendo un bono basado en los costos de producción. Como el componente principal del costo de producción para la compañía es el alimento, su conversión tiene una considerable importancia económica para el productor.

En este artículo se ofrece información sobre la conversión alimenticia. Se consideran algunos de los factores más importantes que afectan la conversión, se explican y se discutirá que puede hacer usted para mejorar la conversión alimenticia en sus lotes. Asegúrese de conversar con algún representante de su integración antes de implementar cualquier cambio importante en sus métodos de manejo.

Conversión alimenticia

La conversión alimenticia es una medida de la productividad de un animal y se define como la relación entre el alimento que consume con el peso que gana. Por ejemplo, si se usan cuatro kilos de alimento para producir dos kilos de carne, la conversión alimenticia es 2.00 (4 kilos dividido por 2 kilos). Es evidente que cuanto menor sea   la conversión más eficiente es el animal.

Los pollos convierten el alimento en carne muy eficientemente, y es posible lograr valores de 1.80 a 1.90.

El pollo de engorde moderno ha sido genéticamente desarrollado para que gane peso a una rata extremedamente rápida y usando eficientemente los nutrientes. Si usted maneja correctamente a los pollos de hoy en día ellos consistentemente tendrán gran eficiencia y economía. La clave para conseguir una buena conversión alimenticia es comprender bien los factores básicos que la afectan y adoptar métodos de manejo que optimicen esos factores.

Principales factores que afectan la conversión alimenticia

Temperatura: Probablemente, el factor más importante que influye en la conversión alimenticia es la temperatura ambiental. Las aves son homeotermos (de sangre caliente), lo que quiere decir que mantienen constante la temperatura corporal sea cual sea la temperatura ambiental.

En un ambiente frío, los pollos comerán más alimento pero muchas de las calorías que ellos adquieren las usarán para mantener normal su temperatura. Estas calorías que se usan en producir calor no son convertidas en carne. Las temperaturas óptimas permiten a los pollos utilizar los nutrientes para engordar en lugar de regular su temperatura. La Tabla 1 muestra la temperatura ambiental ideal para promover la conversión alimenticia.

Tabla 1:Temperatura ambiental ideal para promover la conversión alimenticia

Edad

Temperatura

(Semanas)

(ºC)

1

35

2

30

3

26

4

26

5

23

6 (Matadero)

20

Los pollos consumen menos alimento y lo convierte con menos eficiencia cuando la temperatura ambiental es muy alta. El mecanismo biológico de refrescamiento que usan las aves durante las épocas de calor requieren energía, igual que el mecanismo de calentamiento que usan cuando hace frío. Además, cuando las aves consumen alimento, se eleva la temperatura corporal como resultado del proceso metabólico que ocurre durante la digestión. Por esta razón, no alimente a los pollos durante las horas de más calor (a finales de la mañana o temprano en la tarde) en las épocas de alta temperatura. Si se da de comer temprano en la mañana y al anochecer (cuando la temperatura suele ser más fresca) mejora la conversión alimenticia y se minimiza la mortalidad. Hay, naturalmente, un costo asociado con mantener caliente el local de crianza.

Ventilación: La ventilación y la temperatura están interrelacionadas. Bajo la mayoría de las condiciones, el aumento de ventilación reduce la temperatura del galpón. El aire fresco y limpio es tan importante para los pollos en crecimiento como el alimento y el agua fresca.

El amoníaco y otros gases tóxicos se acumulan también en los galpones mal ventilados. Estudios han demostrado que la conversión alimenticia puede verse afectada en forma adversa (de cuatro a siete puntos) por niveles de amoníaco superiores a 25 partes por millón (este nivel es apenas perceptible al olfato humano). Los expertos aconsejan que  los productores de pollos de engorde ventilen los locales para eliminar el amoníaco. Los requerimientos de ventilación varían dependiendo del hermetismo del galpón, de la humedad, condición de la cama, etc. Una tasa mínima de ventilación de 300 centímetros cúbicos por minuto por pollo es probablemente suficiente durante la primera semana, pero debe aumentarse a medida que las aves crecen. Si llega a detectar amoníaco en cualquier momento, aumente inmediatamente la ventilación para eliminarlo.

Calidad del alimento: La dieta que consume el pollo tiene mucha influencia sobre la conversión. Usted tiene poco control sobre los niveles de energía, proteína y calidad del alimento (puesto que esto lo deciden los expertos en nutrición de la integración). Pero usted debe mantener su calidad una vez que se pone en los comederos. Cuídese de la oxidación, del moho y las contaminaciones. Mantenga los comederos protegidos del agua, límpielos y desinféctelos después de cada lote. Nunca deje alimento en los comederos o el sistema de suministro entre un lote y otro.

Inspeccione su sistema de alimentación diariamente para asegurarse de que está trabajando bien. Vigile de cerca las áreas donde el alimento pueda escaparse y desperdiciarse. Mantenga alto el nivel de alimento dentro del comedero para atraer a los pollitos más jóvenes pero, cuando los pollos vayan creciendo baje el nivel para impedir que lo desperdicien. Levante los comederos a medida que las aves van creciendo de manera que el borde de la bandeja esté ligeramente por debajo del lomo de los pollos (aproximadamente a nivel de las alas).

Calidad del agua: Es importante para la conversión que el agua esté limpia y fresca. Los pollos criados en granjas donde el agua está contaminada son casi siempre de calidad inferior. Cuando se elimina la contaminación, generalmente mejora la calidad.

Algunos expertos creen que los sistemas cerrados de suministro de agua mejoran la conversión (comparado con los bebederos abiertos o de campana). Una de las razones que alegan para esta mejoría está relacionada con la calidad del agua. El agua en los bebederos abiertos o de campana está expuesta al sucio, a la cama, al alimento y al material fecal. Por esta razón el agua de los sistemas abiertos contiene generalmente gran cantidad de bacterias lo que produce mala absorción, diarrea y otras enfermedades. El agua de los sistemas cerrados esta protegida de esta contaminación.

Aunque cuesta más trabajo, se puede mantener limpia el agua en los sistemas abiertos. No basta con botarla de los bebederos. Hay que lavarlos diariamente con un desinfectante. Los sistemas cerrados no eliminan completamente este trabajo. Los mini-bebederos que suelen usarse junto con los bebederos cerrados cuando se está comenzando con los pollitos más jóvenes, requieren de limpieza por lo menos una vez al día. Sea cual sea el tipo de bebedero que use, vacíelo completamente antes de comenzar con los pollitos nuevos para que ellos cuenten con agua limpia desde el principio.

El agua es el nutriente más importante para cualquier animal; por lo tanto, no es posible pasarse en darle importancia. El esfuerzo que usted haga para suministrar agua limpia a sus aves resultará en una mejor conversión alimenticia.

Eliminación: El alimento se desperdicia cuando se suministra a animales seriamente enfermos. Elimine a los pollos que no tengan probabilidad de llegar al mercado tan pronto como sea posible. De esta manera mejora su conversión como se demuestra en el siguiente ejemplo. Asuma que un lote de pollos fue mercadeado a las siete semanas de edad, la mortalidad del grupo siguió los patrones normales durante el engorde y totalizó cuatro por ciento. En la planta procesadora otro uno por ciento por decomisos. Si todos los pollos que se perdieron hubiesen sido eliminados la primera semana, la conversión del lote hubiese ganado tres puntos. Claro está que no es posible eliminar a todos los pollos que morirían o serían decomisados en la primera semana, pero en este ejemplo se resalta el efecto que tiene sobre la conversión la eliminación de los pollos. También es prudente eliminar desde el punto de vista sanitario.

Enfermedades y medicación: La salud general de todo el grupo influye sobre la conversión alimenticia. Los pollos enfermos no progresan bien. Vigile atentamente para detectar los primeros signos de enfermedad, y trate a los pollos enfermos rápida y correctamente. Use con cuidado las vacunas y medicamentos porque las reacciones que produce una administración incorrecta puede afectar adversamente la ganancia de peso y la conversión.

Cuando los pollos están afectados por parásitos es necesario el uso de antihelminticos; pero estos medicamentos afectan adversamente la conversión. Algunos productores, con la ayuda y aprobación de su personal de servicio, han aprendido cuándo y cómo deben examinar a sus aves para ver si tienen parásitos y solamente los tratan cuando es necesario.

Buen manejo general: El control de la temperatura, la ventilación, sanidad, la condición de la cama, así como los roedores y las cucarachas, influyen sobre la conversión. Si usted hace un buen manejo en todas las áreas, será recompensado con una buena conversión alimenticia.

Otros factores que pueden mejorar la conversión alimenticia

Alimentación controlada: Las investigaciones han demostrado que la alimentación programada en el tiempo aumenta la conversión. Con tales programas se suministra a los pollos por ciertas cantidades de alimento, cuatro o seis veces al día, para que lo consuman todo y luego permanezcan sin comida por un corto periodo (menos de una hora). Este corto periodo sin alimento parece estimularles el consumo cuando se les proporciona la nueva ración. Generalmente, las aves se tranquilizan durante el tiempo sin alimento y esto puede reforzar su conversión

Aunque el principio de programar la alimentación es muy sencillo, necesita ser supervisado y manejado cuidadosamente. Si se deja sin alimento a los pollos por mucho tiempo, los beneficios se perderán y disminuirá el rendimiento. Se necesitan comederos adicionales para que todas las aves sean alimentadas al mismo tiempo. No utilice este sistema de alimentación controlada durante la última semana de crecimiento ya que el tracto gastrointestinal estaría muy lleno y eso crea problemas en la planta procesadora.

La luz: Los niveles de luz en el galpón pueden afectar la conversión. Una iluminación relativamente brillante estimula la actividad de las aves y las ayuda a localizar el alimento y el agua. Después de 10 a 14 días de edad, se pueden disminuir los niveles de iluminación. Bajos niveles de iluminación calman a las aves y disminuye su actividad lo que produce una mayor ganancia de peso.

En galpones con ambiente controlado, con la forma de alimentación programada y usando la iluminación se puede mejorar la conversión. Por ejemplo, con un esquema de iluminación de una hora de luz seguida de dos horas de oscuridad durante todo el día puede mejorar la conversión. En los galpones convencionales, con cortinas, el mismo esquema en las noches ayuda a estimular la alimentación.

Socialización: Los pollos responden favorablemente a un buen trato. Aquellos que son cuidados en un ambiente calmado y tranquilo progresan mucho mejor que los que son tratados de mala manera, en un ambiente ruidoso. El estrés excesivo hace que los pollos gasten energía y, como resultado, sufre el crecimiento y la conversión. Trabaje en y alrededor del galpón tan tranquilamente como pueda. Cuando atraviese el galpón, moleste a los pollos lo menos posible. La actividad innecesaria consume calorías que podrían usarse en ganar peso.

Consideraciones económicas

Los contratos difieren grandemente entre procesadoras, pero es relativamente fácil determinar exactamente cuánto vale para el productor la conversión alimenticia. En referencia a la presente discusión, hemos inventado un contrato y un productor hipotético. Supongamos que una compañía paga a sus productores $7/kilo en peso vivo y le paga un bono de $0,1 por cada punto de conversión alimenticia mejor que el promedio de todos los lotes vendidos durante la semana. Este productor hipotético tiene dos galpones de 20.000 pollos (40.000 en total). El promedio de conversión alimenticia de todos los lotes vendidos durante esa semana es 2.0. Si el lote del criador hipotético tuvo una conversión de 1,95 recibirá una bonificación $1,600.

Es importante comprender cuánto vale la conversión alimenticia para poder maximizar la ganancia.

En estudios realizados para probar el efecto que la temperatura ambiental tiene sobre la conversión han mostrado claramente que el calor es crítico para la conversión. Por ejemplo, los pollos criados desde 5 semanas hasta el mercado a 21º C tienen una conversión alimenticia de cuatro a siete puntos mejor que los que han sido mantenidos a 28º C. 

Resumen

La conversión alimenticia de un lote de aves tiene gran importancia económica para los productores. Son muchos los factores que influyen en ella. La temperatura, la ventilación, alimento y calidad del agua son algunos de los más importantes. Los productores que manejen a sus pollos para optimizar estos factores y lograr una mejor conversión se verán recompensados en su esfuerzo.

Servicio de Extensión Universidad de Georgia



 

 

 

Algunos artículos de esta sección han sido extraídos de:

E-Campo.com
CuencaRural.com
ElSitioAgricola.com
INTA Informa
entre otros.

Desde ya agradecemos su labor en la difusión de los mismos...

 
 

::: AgroParlamento.com es un emprendimiento de Puken :::
Humboldt 1924 6° (141) Buenos Aires, Argentina - TE 0054.11.4773.0440 / 4775.3175 - info@puken.com.ar