En este momento hay 232 navegantes visitando el sitio.  
  
 
 
   
 
El negocio forestal en la Argentina
A pesar de que la Argentina tiene 20 millones de hectáreas con buena aptitud forestal, las zonas de mayor importancia para la implantación de bosques son: la Provincia de Misiones, el Litoral del Río Uruguay en Corrientes y Entre Ríos y la Patagonia

I. Recursos naturales

La Argentina es un país con un alto potencial para la forestación. Su geografía extendida de norte a sur más de 4.000 km, permite la implantación de diferentes especies. Las precipitaciones abundantes y confiables, al igual que el clima y los distintos tipos de suelos, permite lograr forestaciones con alto ritmo de crecimiento.

A pesar de que la Argentina tiene 20 millones de hectáreas con buena aptitud forestal, las zonas de mayor importancia para la implantación de bosques son: la Provincia de Misiones, el Litoral del Río Uruguay en Corrientes y Entre Ríos y la Patagonia.

Existen otras zonas interesantes para la actividad forestal ubicadas en las Provincias de Córdoba, Mendoza, Buenos Aires y el Noroeste, que pueden ser analizadas por potenciales inversores forestales, ya que pueden resultar atractivas para sus emprendimientos con fines particulares.

En la mayor parte de las regiones productivas la implantación forestal se realiza sin la necesidad de tareas de sistematización de suelos, desmontes u otras que encarecen los costos de plantación.

Existe información precisa acerca del potencial forestal de cada área productiva a través de mapas de aptitud de uso de los suelos.

Debe señalarse que en la legislación argentina no existen restricciones ambientales que limiten la actividad forestal, ya que la misma es considerada beneficiosa para el ambiente.

I.1. Situación ambiental.

En la Argentina hay una profunda conciencia tanto en el sector público como en el privado de las necesidades de preservar el ambiente, por esta razón en los últimos años se ha promocionado la actividad forestal por considerarla beneficiosa para el ambiente, pero en general al igual que en otros países no se promocionan la deforestación de bosques nativos para futuras implantaciones.

Debe señalarse que existe un fuerte respeto por la propiedad privada, razón por la que no existe legislación alguna en el país que resulte restrictiva a la utilización productiva de los bosques cultivados privados.

I.2. Situación de las regiones productivas más importantes.

A. Litoral.

Provincia de Misiones.

Situada en el NE argentino, es la región tradicional de bosques nativos, sustituidos paulatinamente por bosques implantados de pinos (elliotis y taeda), araucarias, paraísos y kiris.

Las precipitaciones en esta Provincia son de 1.800 a 2.000 mm. por año, los suelos tienen marcada aptitud forestal y el relieve está dado por colinas de diferentes alturas.

Litoral del Río Uruguay.

Ubicado en las provincias de Corrientes y Entre Ríos, los suelos arenosos del río Uruguay en el límite con Brasil, resultan excepcionales para la implantación de Eucaliptus saligna y también para pinos. Las precipitaciones se sitúan en el orden de 1.000 mm./año.

En estas dos regiones no existe una competencia importante por el uso de la tierra entre la forestación y otras actividades agrícolas.

Delta de Buenos Aires y Entre Ríos.

Con obras sencillas de endicamiento, esta zona es adecuada para la implantación de álamos y sauces. Tiene una cercanía a centros de gran consumo doméstico como es Buenos Aires, con más de 10 millones de habitantes. Las precipitaciones son del orden de los 1.000 mm./año.

B. Patagonia.

Esta es una inmensa región con un potencial forestal de más de un millón de hectáreas. Las zonas más aptas se extienden entre los 600 y 1.200 mm. de precipitación en la región Precordillerana. Estas implantaciones se producen sin afectar los bosques nativos de lenga, los cuales se encuentran en zonas con mayor altitud y precipitaciones. Lindante con la región forestal del Sur de Chile, su aptitud para bosques de Pino ponderosa y oregón los cuales son implantados con muy bajo costo, resulta una interesante alternativa.

La explotación racional de bosques nativos es una actividad de muy buenas perspectivas para los emprendimientos que se realicen, debido a las posibilidades de agregar valor a las maderas de cherry chileno y en algunas zonas en virtud de la facilidad de acceso a los puertos de aguas profundas, tal como sucede en la Isla de Tierra del Fuego.

Si bien la región tiene una tradición forestal de más de 40 años, no hay hasta el momento, una infraestructura industrial de importancia, razón por la cual resulta interesante para emprendimientos integrados de gran escala.

II. Datos de producción

Ritmo de crecimiento.

El ritmo de crecimiento en las regiones forestales es sumamente interesante, ya que se sitúa entre los más altos del mundo, duplicando y triplicando los de los países tradicionalmente forestales. A continuación se señalan algunos valores medios:

Especies

Misiones y Noreste de Corrientes

(m3xhaxaño)

Entre Ríos y Sur de Corrientes

(m3xhaxaño)

Pinus elliotis

25-30

20-25

Pinus taeda

30-35

25

Eucaliptus grandis

40-50

30-35



Especies

Patagonia

(m3xhaxaño)

Pinus ponderosa

20-35

Pseudotsuga mentziesii

20-30

Pinus radiata

20-30



Turnos de corte.

La alta velocidad de crecimiento señalada anteriormente determina turnos de corte extremadamente bajos si se los compara con los del hemisferio norte.

Los mismos son de 20-22 años para pinos en la Provincia de Misiones y el Noreste de Corrientes; 8 - 10 años para eucaliptus en Entre Ríos y Corrientes y 22 - 28 años para pinos en la Patagonia, dependiendo de las precipitaciones.

Región

Especie

Turno de corte (en años)

Misiones y Noreste de Corrientes

Pinos

20 - 22

Corrientes y Entre Ríos

Pinos

Eucaliptus

22 - 25

8 - 10

Patagonia

Pinos

22 - 28

Plagas y enfermedades.

No existen plagas o enfermedades de importancia económica en la Argentina en ninguna de las zonas de producción.

Conclusiones

Las condiciones de clima y el suelo permiten lograr en la Argentina altas tasas de crecimiento de los bosques implantados y reducidos turnos de corte, que se ubican entre los mejores del mundo.

Los recursos humanos son sumamente satisfactorios para el desarrollo de la actividad forestal y la infraestructura general del país se ha mejorado a partir de los mecanismos de desregulación y se considera que los costos internos seguirán disminuyendo en el futuro, tal como veremos en la segunda parte.

El análisis económico, que será tratado en la próxima nota, es sumamente satisfactorio para la actividad forestal, en virtud del valor de la tierra, los costos de implantación y la posibilidad de venta o procesamiento de la madera con diferentes fines.

Por ello, para finalizar debe remarcarse que el sector forestal ofrece una de las mejores oportunidades de inversión en la Argentina, tanto por su potencial natural como por la facilidad para la coordinación vertical de los procesos productivos, lo cual le otorga al sistema forestal una alta competitividad.



 

 

 

Algunos artículos de esta sección han sido extraídos de:

E-Campo.com
CuencaRural.com
ElSitioAgricola.com
INTA Informa
entre otros.

Desde ya agradecemos su labor en la difusión de los mismos...

 
 

::: AgroParlamento.com es un emprendimiento de Puken :::
Humboldt 1924 6° (141) Buenos Aires, Argentina - TE 0054.11.4773.0440 / 4775.3175 - info@puken.com.ar