En este momento hay 645 navegantes visitando el sitio.  
  
 
 
   
 
 
Un castigo al buen contribuyente
Distintas novedades impositivas hubo en los últimos días. Alguna muy negativa, como la casi segura modificación del régimen de retención de ganancias en granos, y otras positivas -aunque insuficientes-, como la rebaja del impuesto al cheque o el nuevo régimen de facilidades de pago para deudas impositivas.
 
      La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) tiene decidido instaurar un régimen especial, discriminatorio, para la comercialización de granos. Y esto ha merecido el rechazo unánime del sector productivo.
   
   Más allá del aumento final de la alícuota (del 9% del proyecto original se pasó al 7%) y de que si la retención pueda utilizarse inmediatamente, o no, para el pago de otros tributos, se sigue cayendo en el facilismo de aumentar los recursos del Estado a costa del campo.
   
   Cuándo se darán cuenta las autoridades de que el incremento de las cuentas fiscales debe provenir de una verdadera reactivación económica, la que sólo ocurrirá cuando disminuya la enorme presión fiscal vigente, liberándose millones de pesos que inmediatamente se incorporarían al circuito económico.
   
   En contraposición, es el mismo Estado el que, con su voracidad insaciable, está empujando a la marginalidad al insistir con iniquidades y al abusar de una ya excesiva presión fiscal sobre el agro.
   
   Y como si esto fuera poco, las autoridades económicas anuncian un régimen de amortizaciones aceleradas que, por su aplicación y cupo asignado, en modo alguno podrá ser usado por las empresas rurales.
   
   Beneficios insuficientes
   
   Toda rebaja impositiva se inscribe en el camino correcto, máxime si se trata de impuestos recesivos, como el que grava los débitos y créditos bancarios. No obstante, la disminución es sólo del 16% (la tasa decae del 1,2% al 1%), y lo que ha sido más injusto aún, es que se ha dejado afuera a la inmensa mayoría de los contribuyentes de la posibilidad de computar parcialmente este impuesto como pago a cuenta de ganancias y de ganancia mínima presunta.
   
   Finalmente, una medida muy esperada era una moratoria para las deudas impositivas y previsionales, que se adicionará a la ya establecida para autónomos y monotributistas. En su lugar se implementa un Régimen de Asistencia Financiera Ampliada para deudas anteriores al 31 de marzo, en hasta 60 cuotas y con el 2% de interés mensual.
   
   Lo injusto es que no permitan adherir a este nuevo régimen a quienes se acogieron a un plan vigente, que contempla hasta 12 cuotas, con una tasa de interés mayor. Vemos, con decepción, que sigue vigente aquello que "quien más se beneficia es quien menos cumple" y sigue sin reconocerse bonificación alguna al buen contribuyente. Por ello, de una vez por todas, debe implementarse una verdadera reforma impositiva que sea justa y equitativa.
Por Guillermo MacLoughlin Breárd, asesor impositivo de la Sociedad Rural Argentina y consultor privado.
 
 
 Ver también
 - ¿El agro es la caja o la locomotora?
 Por Carlos Becco, presidente de la Asociación de Cámaras de Tecnología Agropecuaria (ACTA).
 - Kirchner y las retenciones
 Hugo Luis Biolcati, Vicepresidente de la Sociedad Rural Argentina.
 - La presión fiscal ahoga al campo
 Por Jorge Guido Ugolini, ingeniero agrónomo y vice-presidente de Carsfe.
 - Preocupa el cambio del IVA al agro
 Por Guillermo MacLoughlin Bréard, asesor impositivo de la Sociedad Rural Argentina.
 - Las retenciones y las villas
 Por Arturo José Navarro. Asesor de Recrear en la Cámara de Diputados.
 Ir al Foro de Impuestos y Retenciones
 

::: AgroParlamento.com es un emprendimiento de Puken :::
Humboldt 1924 6° (141) Buenos Aires, Argentina - TE 0054.11.4773.0440 / 4775.3175 - info@puken.com.ar